El comunismo intolerable de Podemos

unidos-podemos-bandera-comunista-1columna

Por si la que esta cayendo en este país fuera poco, ahora Colau y su ayuntamiento deciden declarar ilegal al Rey en Barcelona.

Según he podido leer en el acuerdo del Ayuntamiento de Barcelona del pasado 26 de octubre los firmantes habrían decidido “rechazar y condenar el posicionamiento del rey Felipe VI, su intervención en el conflicto catalán así como su justificación de la violencia ejercida por los cuerpos policiales el 1 de octubre”. Además, defienden la abolición de la propia monarquía.

La declaración institucional fue promovida por la CUP y firmada por el Gobierno de Colau, PDeCAT, ERC, y los dos concejales no adscritos —Gerard Ardanuy (Demòcrates) y Joan Josep Puigcorbé.

En resumen que de menuda se libra el Rey gracias a que no gobiernan en España la Colau, los podemitas, los secesionistas y Juanjo Puigcorbé.

Ríete tu de Ekaterimburgo y del Zar Nicolás. Comparado con lo que en el fondo de su corazón desean al pobre Felipe VI los “abajo firmantes”, aquello habría sido un paseo por las nubes.

Y es que es cierto que los comunistas no tienen rabo, como se decía en la guerra, pero algo parecido se les ve cada vez que hablan. El diablo no anda lejos de sus intenciones y son incapaces de disimular cuando de atacar y tratar de derribar las instituciones nacionales se trata.

Llamemos a las cosas por su nombre, los podemitas incluida Colau son comunistas, mas que el propio Alberto Garzón, que ya no se sabe que es de lo desdibujado que ha quedado tras su historia de amor con Iglesias.

Colau ha superado al de IU en lecciones de comunismo y este, celoso de la iniciativa de la munícipe y falto de originalidad alguna, quiere poner a mas de mil ciudades y pueblos de España en contra del Rey. Si Colau tiene uno, el quiere mil. Para ello este sucedáneo de coordinador federal de los restos de Izquierda Unida ha presentado la campaña ‘#RepruebaLaCorona’ que según dice va a desarrollar en los municipios de todo el Estado donde tiene presencia IU.

Y es que el comunismo es lo que tiene, su implantación requiere previamente la destrucción de las instituciones establecidas en el país que quiere abducir.

En España, el ataque de los comunistas tiene dos focos visibles en actividad: la justicia y la monarquía. Al Gobierno no hace falta destruirlo porque ya lo hace por si mismo y además el “gran líder” Iglesias se encarga de tener atado, entretenido y sedado al Presidente okupa.

Háganme caso queridos lectores, dejemos de llamar a Podemos por ese eufemismo manido de populismo. Podemos es comunismo puro y duro, surgido de la peor raíz estalinista y que disfrazado de cordero cabalga por el ideario político español destruyendo cuanto puede y se deja.Solo llamando a las cosas por su nombre seremos capaces de entender el peligro que corre nuestra democracia. Porque, aunque no queramos verlo, esta en peligro.

En Venezuela no lo quisieron ver hasta que un día se despertaron con Chávez en la presidencia del país y hoy, el efecto de aquella debilidad de la democracia venezolana de entonces, está llevando al país al hambre, la miseria y el abandono.

Así empiezan las dictaduras comunistas, matando las instituciones. Stalin lo sabía y por ello su comunismo no solo destruyo el aparato del Estado zarista sino también la democracia proletaria que se implanto en Rusia recién acabada la revolución.

Para muestra un botón: Stalin explicó a sus íntimos las razones para aniquilar a sus anteriores camaradas, los bolcheviques, en los siguientes términos: “Hay que exterminar a los enemigos del Estado, a sus familiares, hasta el último miembro”, “por sus actos, y también por sus pensamientos”.

Dígame querido lector si no están trufadas de ese espíritu estalinista las declaraciones de Willy Toledo en el programa “En la Frontera” de Monedero en el que el podemita “compadreó” con el pésimo actor metido a bocazas cuando comentó que “hay que combatir a hostias a PP, Ciudadanos y Vox”.

Y es que a la gente como Monedero no le basta con “romper la Monarquía”, como dijo en público en plena celebración de la Fiesta Nacional. También cree que hay que elevar el tono contra los partidos constitucionalistas con una receta violenta para “acabar con el fascismo”. Toda una declaración “en defensa de la democracia” como se puede ver, eso si siempre con esa sonrisa de comisario político a punto de disparar que tiene el tal Juan Carlos.

Churchill ya lo aviso en su tiempo: “Intentar mantener buenas relaciones con un comunista es como cortejar a un cocodrilo. Cuando abre su boca, no puedes decir si está intentando sonreír o preparándose para engullirte”.

Recordemos que ya en 2015, Monedero no solo se calló ante las apelaciones a la violencia, sino que dijo entenderlas en una larga intervención en el programa Fort Apache, presentado entonces por Pablo Iglesias, que no criticó esas palabras. “Uno empieza a entender la violencia de ETA”, aseguró el fundador de Podemos, que llegó a afirmar que “la gente ha empezado a entender la violencia como autodefensa”.

El comunismo se mueve, pero no es de ahora, lo lleva haciendo mucho tiempo. Podemos ya no lo oculta, su pasión por las formas del estalinismo le delata. Pero lo que realmente nos debería preocupar son las veleidades de Sánchez y la amistad peligrosa que mantiene con los comunistas y los secesionistas.

Comparto ante esto la visión de Rosa Diez en su articulo de El Mundo del pasado 23 de octubre y que firma bajo el titulo de “Resistencia para defender la democracia”. Diez, entre otros muchos acertados párrafos llega a decir : “La democracia española está en riesgo porque ya se ha roto la cohesión entre españoles. La democracia está en riesgo porque el socio principal del Gobierno promueve y vota en un Parlamento autonómico la reprobación del Jefe del Estado. La democracia está en riesgo cuando la respuesta del Ejecutivo a esa afrenta se limita a presentar un recurso para que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre un acto político inaceptable en cualquier democracia que se respete pero mantiene el acuerdo con su socio y le regala un plus de protagonismo poniendo el logo del Gobierno de España al servicio de la sigla del inductor del ultraje”.

Y cierra impecable: “Por eso creo que ha llegado la hora de organizarnos para defender el Estado, que no es el mapa sino la Nación de ciudadanos libres e iguales que consagra nuestra Constitución. Antes de que sea demasiado tarde”.

No he sido nunca muy de Diez. Pero lamente que su ego la traicionara cuando llego su momento. Sin embargo pienso que tiene razón cuando, a su manera, nos avisa de que el fuego se esconde y corre bajo tierra, invisible pero letal. Quedo avisado Rosa y me pongo en marcha.

Pues eso

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s