¿Para que sirve un “Echenique”?

Este post empezaría y acabaría en esta misma frase contestando –para nada-, pero antes de que así sea me voy a permitir detallar la respuesta.

Podemos, ese partido gritón, maleducado y agresivo, nació como un estado de ánimo y hoy esta de sobra. Fue un proyecto político que solo podía ser de masas en determinados momentos de crisis puntuales; y su bajón hoy en día responde a la imposibilidad física de ubicar eternamente a la sociedad de este país en esa trinchera de necesidad imperiosa de justicia comunista, especialmente porque los generales del partido se han ido procurando para si la prosperidad que prometieron al resto.

Echenique es uno de esos paladines morados de los que no se sabe apenas ni donde vive. Vivió, eso sí, en el barrio madrileño de Salamanca mientras pudo, era pues un pijo, un Cayetano mas. Pero probablemente por consejo del Zar de Galapagar, se decidió por mudarse a un distrito mucho más obrero: el de Fuencarral, aunque no especifica dónde y sigue siendo un misterio, “material confidencial de estado” por lo que se ve.

Pero al abandonar el pijerío, Echenique abrazó su ya demostrada inutilidad y se convirtió en portavoz de los morados en el Congreso y como si de un Trump morado se tratara, se dedicó a faltar el respeto a todo lo que le incomoda, incluidas fake news de cosecha propia.

Como aquel bulo que difundió sobre Rivera en el que aseguraba que se había saltado un control de “drogas o explosivos” en un aeropuerto, llegando a decir:“¿Por qué Albert Rivera quiere (y consigue) saltarse el control de trazas que detecta si has estado en contacto reciente con drogas o explosivos? Yo lo he hecho TODAS las veces que me lo han requerido, es muy sencillo y dura 2 minutos”.

La web Maldito Bulo se encargó de desmentirlo. Pero un día más las “disculpas” del número dos de Podemos llegaron tarde: “Parece que las primeras informaciones eran incorrectas y la prueba de trazas no detecta drogas, solo explosivos”.

Lo que se demostró entonces hoy Echenique ya lo ha consolidado y no hay tuit que ponga en la red que no vaya manchado de la vergüenza y oprobio hacia alguien, cada vez que abre la boca muestra su ponzoña mas allá de sus… dientes.

Este politiquillo de media estopa es el Robespierre de los podemitas, el látigo del comunismo nacional, la fusta de la España faltona. Este líder de la falacia, toxico de nacimiento, ni siquiera vive de la política, tan solo la usa para expandir su veneno por las redes con un único fin: que alguien le escuche lo que a nadie le interesa. 

Todos los lideres políticos siempre han tenido un fustigador como segundo hombre en el partido: Aznar tuvo a Cascos, Felipe a Guerra… pero todos eran personas educadas, cultas y hombres de Estado de los que han dejado huella, Echenique simplemente es falto, no cumple con las condiciones para ello y el lo sabe.

Sus intervenciones en el Congreso son vacuas, seguidístas y partidistas. No tiene ninguna relevancia parlamentaria, su personalidad oscura apenas le da algún momento notorio, siempre a caballo del insulto zafio y la repetición constante de mantras de partido.

Sánchez ya puede cubrirse el culo adecuadamente, pues como la Revolución Francesa estableció, la manera como los jacobinos destruyeron a los girondinos, a pesar de que habían protagonizado juntos la derrota del antiguo régimen, fue solo el prólogo de cómo los radicales de Robespierre liquidaron a los “indulgentes” Danton, Hebert y Desmoulins. Entonces la liquidación equivalía a guillotina, no a tediosos lances de palabra en el Congreso y en los medios. 

Personalmente estoy seguro de que Echenique echa de menos los tiempos de la guillotina justiciera, y es que hoy en día en nuestros sistemas políticos las dinámicas de destrucción del contrario se producen sin sangre, es más una cosa de las redes sociales, de las tertulias incendiarias y de la era de la postverdad. 

Recordemos que ese –no sirve para nada- con el que he abierto este post no me lo invente yo, es la conclusión exacta de porqué Iglesias se deshizo de él en junio del año pasado por considerar que su entonces secretario de Organización no había cumplido “los objetivos que se habían planteado”.

Echenique pasó entonces a ser negociador oficial con el PSOE y fruto del cual, y a pachas con otra “erudita parlamentaria” la socialista Lastra, montó ese vergonzoso acuerdo con los filoetarras, cachorros de terroristas, para aprobar una prorroga del estado de alarma hoy camino de la desaparición.

Hoy Echenique ya tiene un nuevo juguete, tumbar la monarquía y de momento ya ha enviado hace nada una salva de avisos con eso de, “no es soportable en un país moderno como España que la Corona pueda ser una pantalla para enriquecerse y delinquir”.

Así que ojo majestad, que no le engañe su minusvalía del ínclito Echenique, es esclavo de sus vicios y cualquier día le da por poner una guillotina en la Plaza Mayor y pone a funcionar su caprichoso cadalso, cual Robespierre progre. Claro que tiempo tendrá su majestad de estar prevenido pues sinceramente creo que antes este pájaro de mal agüero tiene prioridades de lo mas variadas…ahí lo dejo.

Pues eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s