Pablo Iglesias no quiere viejos

Desde los resultados electorales de 2016 la caída de Podemos en votos se ha convertido en una continua bajada a los infiernos para los de Iglesias. Aquellas expectativas que generaban sus modos revolucionarios lejos de consolidarse se han ido transformando en muecas paralizadas y desagradables de rostros llenos de frustración.

Pero las derrotas electorales de Iglesias y sus morados han ido exacerbando su odio a los mayores a quienes culpan de que Podemos no vea cumplidos sus sueños. Y es que, aunque parezca raro el “no voto” de nuestros mayores a los podemitas contribuye y mucho, dado nuestro sistema electoral, a impedir el ascenso de estos comunistas a posiciones más avanzadas.

Que esto sea así generó una repugnante reacción entre los círculos morados hacia los mayores que no pudieron disimular y que se reflejaban en Tweeter de sus trolls mas reconocidos como estos:

Los putos viejos, los pijos insensibles y ciegos nos quitan nuestro presente y futuro. GRACIAS POR VOTAR AL PP HIJOS DE PUTA. — Weirdo (@BlackoutWavve) 26 de junio de 2016

Los viejos jodiendo el futuro de los jóvenes, la eterna historia española.— Ruth Alonso (@ruthaalonso) 27 de junio de 2016

En reacciones como estas a las elecciones del 2016 los populistas de extrema izquierda dejaron claro su decidida tendencia hacia la gerontofobia.

Pablo Iglesias y los suyos asumieron que estaban condenados a ir de la mano del PSOE si querían entrar en los círculos de gobierno y puede que quizás sea por eso por lo que los mayores, los viejos, a Pablo Iglesias le importen mas bien poco y quizás sea por eso también que a lo largo de la pandemia del Covid19 el advenedizo vicepresidente haya mostrado una absoluta falta de interés y atención sobre lo que sucedía en las residencias. 

Solo cuando el tema le ha servido para atacar al PP, véase Ayuso, Iglesias mencionó el problema de la población mayor en las residencias, pero como punta de lanza de una agresión verbal, no como un problema que preocupara al supuesto Ministro de Asuntos Sociales ausente totalmente del mismo. 

Obsesionado en su gerontofobia Iglesias ha dejado solos, abandonados por mor de una pandemia asesina, a nuestros mayores que lloran su soledad abrazados a sus cuidadores por no poder compartir con sus hijos, nietos o familias mientras que, quien se erige en responsable de su bienestar, los olvida y cuenta cada vez que causan baja por fallecimiento.

Y es que existe la creencia entre algunos en Podemos de que las personas mayores acabaran muriendo (es cierto) por pandemia o por muerte natural y que los jóvenes aguantan más tiempo en este mundo (así suele ser) lo que sin duda creen que les hará mejorar en elecciones futuras. 

Piensan, de forma miserable, que, si dejan que la enfermedad y el paso de los años haga su trabajo, pronto todos los votantes fachas, herencia recibida del franquismo, habrán muerto y habrán acabado en el infierno, desde donde, en principio, no podrían votar.

Triste estrategia, pero hasta cierto punto cierta no hay duda: el SARS-CoV-2 es un virus que se ensaña con los más mayores, un virus que está perpetrando un auténtico ‘ancianicidio’. Las cifras no dejan la más mínima duda al respecto. Casi un 90% (un 87% para ser exactos) de todas las víctimas mortales que se ha cobrado el coronavirus en España eran mayores de 70 años.

El numero de pensionistas esta cayendo para alegría de algunos que no solo piensan en que son votos menos para la derecha sino además un menor gasto para el erario. Maldita visión y mil veces miserable, pero que según un maltusianismo trasnochado considera con alivio que una gran parte de los fallecidos por el virus han sido ancianos.

El rechazo inferido con respecto a los ancianos, fomentado desde posiciones publicas populistas probablemente puede estimular que no se implementen políticas específicas para este núcleo tan vital de nuestra población que requiere tanto cariño como dedicación y desde luego no contribuye a la normalización de un hecho inevitable como es el de hacerse viejo. 

No se si será así, quiero pensar que es una exageración, pero si Iglesias cree que con el abandono de los mayores en las residencias conseguirá crecer proporcionalmente a través de la ley D´Hont se equivoca. Lo sucedido en las residencias y el abandono oficial es un punto sin retorno para quien abandono a su suerte a quienes mas lo necesitaban 

Su gerontofobia es una reacción irracional, como otras que tiene el podemita, que le lleva a actitudes poco éticas con las personas mayores, y eso en democracia tiene un precio que mas pronto que tarde pagará.

Pues eso

Un comentario sobre “Pablo Iglesias no quiere viejos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s