Imbéciles, miserables y aprovechados

Lo confieso, me resulta mucho más interesante observar a la gente que va en el metro que escribir sobre la política en este país. Hay más verdad en toda esa gente que fija su mirada en el móvil, lee en su Tablet o canta entre estación y estación que en el Consejo de ministros. 

La realidad rige entre quienes conviven en el espacio restringido de un vagón de metro, pero observar a la gente que me acompaña en ese vagón me resulta mucho más emocionante que el desierto intelectual de quienes dicen dirigirnos. Es abrir la boca y descubrir un imbécil.

Al hilo de esto, pienso que nadie de los que viajan conmigo en este vagón sería capaz de decir estupideces como la que el impresentable de Iglesias ha dicho esta semana. Al loro: “No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando los líderes políticos de los dos partidos que gobiernan Cataluña están uno en la cárcel y el otro en Bruselas”.

No sé, pero a mí me avergüenza que un vicepresidente de mi país, elegido democráticamente, ataque a la democracia que lo ha colocado ahí. Desde el gobierno lo justifican porque hay elecciones, ¡ah, entonces debo entender que lo ha dicho para ganar votos! Pues apañados vamos, la cosa no mejora, resulta que mentir da votos, ¡Bendito país!

Me duele pensar en semejante mamarracho, me niego. No quiero ni puedo aceptar que este tipo sea el “vice nada” de mi país. Pablo iglesias ya no es más que una bufonada, una caricatura de sí mismo. Fuera de contexto, hoy este chavista trasnochado necesita de la astracanada para subsistir, del titular grueso para llegar a la prensa que tanto odia y de la estupidez del miserable como forma de vida.

Francamente prefiero compartir el sueño de esa chica que va sentada enfrente de mí, que seguro nada tiene que ver con Pablo Iglesias y menos con su señora esposa, esa de la que ahora sabemos que está tan bien atendida por la Jefa de Gabinete adjunta del Ministerio de Igualdad, a la que han ascendido a nana y mucama de los jóvenes príncipes podemitas nacidos en el seno de los zares morados y es que como he leído estos días: “detrás de la dacha está la chacha”.

No aguanto a esta gente de doble moral capaz de decir, como lo hiciera Iglesias, “no me fio de los políticos que viven en chalés”.

Recordemos: Corría el año 2015. Era septiembre y en unos meses se celebraban las primeras elecciones generales a las que se presentaba Podemos, con Pablo Iglesias como candidato a la Presidencia del Gobierno. 

El líder, entonces con coleta, vivía en Vallecas y la periodista Ana Rosa Quintana se trasladaba al barrio madrileño para pasar 24 horas con él. En la escena, Iglesias trotaba al lado de Ana Rosa Quintana mientras decía “No me gusta el rollo de los políticos que viven en Somosaguas, que viven en chalés, que no saben lo que es coger el transporte público o el precio de un café”. No le gustaba entonces, porque ahora no puede vivir sin eso y sin los 30 guardias civiles que lo protegen de los ciudadanos que le gritan, ni de la jefa de gabinete que cuida de sus cachorros. Ahhhh… que buena es la vida del parásito, debe decirse cada noche frente al espejo.

Pero volvamos al metro, ese transporte público que Iglesias decía conocer tan bien. Pero un minuto, ¿Qué vende ese hombre que camina a lo largo del vagón? Ah no, resulta que por “la voluntad” te regala un libro. No parece que vaya a tener mucho éxito. Ah sí mira, una chica le ha llamado, pero no, le va a dar el euro, pero rechaza el libro. Luego dirán… la gente “tira alegremente” el dinero de forma tonta, luego se quejarán de que las mascarillas son caras.

Por cierto, que el chaval, ese que han puesto al mando de ese ministerio inútil que llaman de consumo, si un tal Alberto Garzón, esa eminencia de capacidades por descubrir, se le ha ocurrido decir que no parece que haya una fuente suficientemente rigurosa que acredite que estamos mejor protegidos con las mascarillas FFP2”. 

Francamente era lo que le faltaba. Garzón ha decidido contribuir a la polémica de las mascarillas que con tanta desinformación desde el primer instante ha generado este gobierno. 

Que si con las quirúrgicas vale, que no que ahora con la FFP2, que si no puedo bajar el IVA porque Europa no nos deja, que si tontos, que era broma, que os las bajo, y ahora este tonto a las tres de Garzón, no tiene otra cosa que hacer que meterse en el charco para que sepamos que sigue vivo. ¡Dios que gente!

Pero perdone el lector ,me he dejado llevar, es tan fácil. La vida es algo tan sutil para quienes comparten conmigo este vagón que probablemente les pase como a mí, los gobernantes de este país me cansan y los otros también. 

Es tal la incompetencia y bisoñez peligrosa de los -podemos- en el gobierno que no da para más. Desde el primer día se ve que solo están para votar junto a los socialistas de Sánchez y para mantener el apoyo de sus correligionarios, los enemigos de España, mientras estos expolian la imagen de nuestras instituciones y las denostan, cumpliendo con ello su eje fundacional.

Es por esto por lo que resulta tan peligroso como miserable lo dicho por Iglesias. Solo le faltaba al chavista atacar a nuestra democracia sugiriendo que no existe. Pablo Iglesias es un virus mucho más contaminante que el SARS porque no mata, pero pudre. Pudre la sociedad, contamina la opinión pública, insulta nuestro sentido común, ofende nuestra inteligencia, ultraja nuestras instituciones y finalmente él, y solo él, socava nuestra democracia.

En fin, me bajo en la siguiente y no he cumplido con lo que pensaba cuando me monté en el metro, observar y callar. Voy a la plaza de Benavente, me quiero dar una vuelta por los alrededores de la Plaza Mayor. Por cierto, hablando de Benavente, decía don Jacinto que “Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa”. 

Es lo que tiene ser Iglesias, ese hijo del chavismo.

Pues eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s