La traición más oscura

Era previsible, pero Arrimadas ha dado un nuevo sentido a la palabra traición. Oculta en la más absoluta oscuridad y silencio de los despachos, mientras España se contagiaba y moría por un virus asesino, Inés Arrimadas pergeñó con el sanchismo el ataque total contra el Partido Popular y los principales pactos de gobierno en los que participaba. 

No sería un simple tema de Murcia, el pacto preveía arrastrar también a Madrid, Castilla-León y Andalucía.

Y es que Arrimadas, tras las catalanas, sentía que el final de su chollo en Ciudadanos se acercaba a pasos agigantados y decidió que solo un giro total de su estrategia podía sostener lo que quedaba del partido naranja y con ese fin se lanzó en los brazos de Sánchez aun sabiendo que eso convertiría su partido en intrascendente y a ella en un político despreciable, pero eso si ella y sus fieles seguirían en el “candelabro y cobrando”.

Con seguridad se pactó que C´s solo tomaría la iniciativa en Murcia y que del resto se encargaría el PSOE presentando mociones de censura en las distintas CCAA. Sería a la hora de votarlas cuando Ciudadanos, con la excusa de la estabilidad necesaria y su vocación por el bienestar de los ciudadanos, votaría a favor. La oscuridad de los despachos una vez más escondía la traición y el tiempo consolidaría la felonía.

Haciéndolo en la oscuridad Arrimadas asumía el escándalo y evitaría filtraciones esperando con ello impedir que las comunidades lo vieran venir y convocaran elecciones, lo que dejaría a Ciudadanos fuera de toda relevancia.

Tanta y tan sucia era la traición que dicen los mentideros políticos que ni Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, sabía lo que se estaba pergeñando en los sótanos de su partido. 

Arrimadas quería colocar a su favorito Garrido, el traidor al PP que se pasó a C´s, como presidente de Madrid con la ayuda de los socialistas, que apoyarían a Garrido dando con ello la impresión de que la moderación y la experiencia de gobierno mantendría una gestión de probado éxito.

Pero nadie podía esperar la fulgurante reacción de Ayuso, quien actuó sin consultar con Casado o Egea para tomar la delantera inmediata a todos los confabulados porque no se fiaba de que la tibieza de los líderes populares le restara la suficiente velocidad para tapar semejante traición llegando. 

Y es que parece ser que la noche anterior a la vileza murciana, el presidente de Murcia, el popular López Miras, llamo de urgencia a Casado y Egea para advertir lo que a él le había comentado su “garganta profunda” y ambos le contestaron que “eso era imposible” y que se relajara, que al día siguiente lo hablarían más tranquilos. 

La estupidez y falta de visión política del PP arrastró hacia el éxito la Operación Murcia. Terrible comprobar la absoluta blandura y despiste de una dirección del PP incapaz de ver venir nada y que, embarcada en la confusión por la carga de Bárcenas, fueron incapaces de atender la complejidad de este tiempo, simplemente la cabeza del PP ni la olió.

Por su lado el socialismo, que no solo no sabe de gestionar, sino que odia que otros lo hagan y lo hagan bien, buscaba desde hace tiempo cargarse a Ayuso, y por más que lo había intentado no lo había logrado. 

Los socialistas saben, todos lo sabemos, que Madrid no es una CCAA más, sino que lo que sucede en Madrid tiene repercusión nacional. Siendo importante Murcia, su relevancia mediática no es, ni por asomo, lo mismo. De ahí la ambición por poseer Madrid por parte de los Sánchez, Redondo, Abalos y compañía. Y de ahí que la intención del ataque viniera encubierta por la traición de Arrimadas y fuera envuelta con la iniciativa de Murcia.

En cualquier caso, el resumen sería que Arrimadas, una parte de sus Ciudadanos leal a ella, Sánchez y sus acólitos han puesto sus ambiciones y bajezas por encima de los intereses de los ciudadanos, dando con ello razones adicionales al descrédito de la política en este país y colocando a España en una situación imposible a la espera de los fondos de la UE. ¿Me pregunto como lo verán desde Europa? En fin, mejor no pensar.

Que razón y que tremenda visión la del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, cuando le indicaron Casado y Egea que debía participar en Galicia junto a Ciudadanos y compartir la iniciativa de “España Suma”, él se negó y educadamente dijo que “En Galicia ya existe una fórmula que suma a la inmensa mayoría de los gallegos que es el PP”. Sin duda es un enorme político y un gran presidente.

La traición (política) decía Maquiavelo es el único acto de los hombres que no se justifica. Y agregaba: “los celos, la avidez, la crueldad, la envidia, el despotismo podrían ser explicables y hasta comprendidos, según las circunstancias; los traidores, en cambio, son los únicos seres que merecen siempre las torturas del infierno político, sin nada que pueda excusarlos”.

Al hilo de esto y según cuenta la historia, Judas Iscariote cuando comprendió la traición que había cometido contra Cristo, quiso devolver las treinta monedas de plata a los sacerdotes y viendo que ya no había vuelta atrás, horrorizado por sus actos, corrió a quitarse la vida ahorcándose él mismo.

La historia no es baladí, y es que cuando Ciudadanos cobre pleno sentido de lo ocurrido será muy tarde para devolver las 30 monedas y solo le quedará un camino, seguir el ejemplo de Judas y desaparecer.

Lamentablemente en España hoy el “cumplir con la palabra dada” a nivel político es una de esas especies en vías de extinción. Este país se está acostumbrando a ver como los políticos traicionan a sus votantes y al país y salen sonrientes de los atolladeros y no suelen pagar por sus actos de felonía pues además son apoyados en los sondeos por quienes les siguen ciega e incondicionalmente.

Al final va a tener razón Bernard Shaw cuando dijo, “La democracia es el proceso que garantiza que no seamos gobernados mejor de lo que nos merecemos”.

Pues eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s