Avispas negras para Venezuela

No hay régimen ni fuerza revolucionaria convertida en dictadura que se precie sin tropas de élite especiales que se encarguen de intervenir y reprimir con acciones o tácticas a los opositores. En la Venezuela de Maduro esta función se ha delegado en el ejercito cubano.

El control cubano de Venezuela empezó por el palacio de gobierno, Miraflores, donde el jefe, hasta donde yo se, es/era el general cubano Herminio Hernández Rodríguez. Desde ahí, los militares cubanos controlan el servicio de inteligencia venezolano, conocido como SEBIN, comandados por el mayor general del Ministerio del Interior de Cuba, Hugo Carvajal Berrios, quien también recibía instrucciones desde Cuba del Ministro del Interior Vice-Almirante Julio Cesar Gandarilla.

Agentes de la Contra Inteligencia Militar de Cuba (CIM) habrían controlado instalaciones militares en el Ministerio de Defensa, en el Estado Mayor y, además, estarían ubicados en los altos mandos de la Guardia Nacional, el Ejercito, la Fuerza Aérea y la Marina venezolana. Además, parece que existen unos 3,700 agentes del Departamento de la Seguridad del Estado de Cuba, de los cuales 150 están asignados a la seguridad personal del dictador Maduro.

Por otro lado el régimen cubano envió hace ya tiempo a sus tropas de élite conocidas como “Avispas Negras” para actuar de modo camuflado contra cualquier manifestación de opositores a Nicolás Maduro.

El gobierno venezolano lo niega, pero equipos de la élite cubana militar  llegaron a Venezuela supuestamente para prevenir posibles intervenciones de Colombia y EEUU en la ultima epoca de Trump pero realmente intervienen y reprimen con acciones tácticas a los enemigos del régimen de Nicolás Maduro.

Según detallan publicaciones como Periodismo en Línea y Universo Increíble, por años, estos comandos han realizado acciones selectivas y tácticas con la caracteristica del uso de armamento con silenciadores y los sistemas mas soficticados para operaciones especiales.

El grupo de élite Las Avispas Negras viajan de manera camuflada, pero continua y entran regularmente a Venezuela por la rampa 4 (Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía) y toman posiciones estratégicas para trabajar en las marchas opositoras, ellos se cuelan en las marchas contra Maduro y desde ahí intervienen.

Han sido muchos los testimonios de estudiantes que aseguran haber escuchado a varios miembros de las fuerzas chavistas con un deje cubano muy marcado durante su participación en las marchas.

El régimen de la Habana aplica de esta forma una nueva versión sofisticada de la Primavera de Praga al pueblo de Venezuela con el envío de sus unidades de élite conocidas como Avispas Negras, pertenecientes a las secciones mas sofisticadas de sus Fuerzas Armadas.

Recordemos que la Primavera de Praga se recuerda como uno de los capítulos de ocupación del ejército soviético en los antiguos países socialistas, que integraban el Pacto de Varsovia.

Desde el principio Castro decidió hacer lo que fuera necesario y más para evitar que el rico país petrolero se le escapara de su control.

El envío de las Avispas Negras es un reflejo del nerviosismo de La Habana por los acontecimientos que se pudieran desarrollar en Venezuela y que eso  dejara a los lideres de la dictadura cubana sin refugio posible si una contra revolución de los ciudadanos cubanos triunfara.

Teóricamente los avispas negras serían fáciles de identificar puesto que su uniforme oficial consiste en traje de camuflaje, una boina roja y el escudo de una avispa negra con el aguijón listo para atacar, en un brazalete. Solo en el caso de los integrantes profesionales, se añade un indicativo de Profesional sobre el brazalete.

Los Avispas Negras trabajan en sub grupos compuestos por 5 miembros, que pueden ser hombres o mujeres. Su base está en la zona de El Mariel, actual provincia de La Habana y su campo de entrenamiento se denomina El Cacho, en la provincia de Pinar del Río, su entrenamiento es violento, riguroso e ideológicamente dirigido hasta sus últimos detalles.

Las Avispas Negras reciben entrenamiento de oficiales de las fuerzas especiales vietnamitas y Spetsnaz rusos, son militares expertos en comunicarse y moverse silenciosamente a través de estrechos túneles bajo tierra.

En Venezuela, como he dicho, tienen la misión de mezclarse en las manifestaciones donde esperan órdenes para actuar. Al ser de un país diferente los propios venezolanos dicen que las avispas se entregan con total “alegría” a su misión y que su represión resulta brutal cuando no mortal.

Cumpliendo ordenes del régimen chavista las fuentes oficiales niegan de forma permanente y terminante que estas tropas de élite cubanas estén operando en el país. Según el gobierno “los únicos cubanos” presentes en el país son las brigadas de salud que prestan servicios sanitarios a la población”. Vamos como siempre.

Pues eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s