Llegan tiempos de mugre

Dicen que cuando un escorpión se ve en peligro, como por ejemplo si se le acorrala con fuego, con tal de evitar el sufrimiento, se suicida picándose con su propio aguijón.

Por llevar la contraria, Sánchez es capaz de llevársela incluso a la naturaleza y sobrevivir políticamente al acorralamiento al que le somete su propia incapacidad, mientras asiste a su decadencia política.

Pedro Sánchez ya sabe que pierde cada día más votos en los sondeos. Además la llegada de Feijóo le ha dejado claro hasta que punto le es letal la competencia de un político de Estado con talla y capacidad de gestión probada. Ya no hay espacio para su mediocridad.

Aun con eso, y haciendo la inversa de los alacranes, preveo que Sánchez saque a pasear toda la capacidad que tienen sus hordas mediáticas para embarrar y ensuciar el terreno de juego de aquí hasta que convoque elecciones, cualquier cosa antes que sacar el culo de la poltrona de la Moncloa.

Para ello, Sánchez solo quiere tener cerca a la “prensa del régimen”, solo quiere a esos periodistas que alaben su ego a diario, le gusta manejar los medios afines y a estos les vuelve loco ser objeto de deseo del monclovita.

Es aquí en la intersección entre Sánchez y su prensa del régimen, desde donde habrá que esperar todo tipo de ataques de suciedad y vísceras ante la evidente caída en los sondeos y el más que probable adelanto electoral.

Es verdad que a mediados de febrero dijo que no adelantaría las elecciones, pero a estas alturas ya todos sabemos que lo que dice un día lo niega el siguiente.

Por otro lado, en el PSOE andan muy movidos y ciertamente preocupados con la caída imparable en los sondeos de su adulado presidente. Los amigos que su Secretario General se buscó para gobernar dan un disgusto un día si y otro también

Nadie en este gobierno de mediocres, interesados únicamente por lo suyo, cree en Sánchez aunque aparenten hacerlo. Desde el PNV, ya han puesto el foco en la «tensión» de esta coalición antinatura de gobierno y abogan por un cambio, previendo que el “capo” de la banda encuentre una «excusa» para justificar el adelanto, si como parece, «implosiona” la relación entre los socios.

No hay día en que no salte a la prensa, afín o no, alguna metedura de pata, pésima decisión, mentira o bajada de pantalones de este Gobierno. Muchas de ellas se producen llevando al límite o la contradicción a sus socios en ese desbarajuste gubernamental en que se ha convertido el gobierno social comunista. 

Pero el problema es que esto está condenado a continuar y siendo así la sangría de votos de Sánchez continuara y por tanto, la forma miserable de actuar de los políticos sin argumentos, ni discurso, será la de siempre, sacar las vísceras del contrario a pasear.

Ya se está intentado al tratar de poner al pobre Almeida a los pies de los caballos en una operación “orquestada” para acosar no solo al alcalde sino al propio Feijóo. Pero esta vez dan en hueso, Feijóo es un enemigo muy duro al que le han intentado clavar más de una banderilla falaz y al que difícilmente le van a encontrar aunque le busquen.

El Régimen Sanchista tiene ya en sus manos previsiones de futuro a corto y medio plazo muy duras al respecto del agravamiento de una crisis económica agudizada por la guerra en Ucrania.

Esta situación es lo que genera entre los socios de gobierno una tremenda desconfianza sobre que Sánchez convoque elecciones para anticiparse a la temida estanflación, es decir, la aceleración de la inflación coexistiendo con tasas de desempleo elevadas.

Esta sospecha crece desde que, en los últimos días, el presidente del Gobierno advirtió de que, más allá de la guerra en Ucrania, «la crisis con Putin va a durar». Un conflicto que «marcará a las actuales generaciones» y con efectos tanto políticos, que reconfiguraran el escenario de las relaciones internacionales, como económicos. «Vienen tiempos duros» que«lo van a hacer todo más difícil», ha trasladado a los suyos.

Francamente, ante esto no sé qué me resulta más lamentable y peligroso, si el empalagoso y macabro servilismo mediático de los periodistas que se dicen llamar progres y dispuestos a “lo que sea” con tal de seguir al calor del régimen (Maraña, Maestre, Évole, Escolar..Etc.) o la pertinaz empatía de algunos periodistas con el “patán político” de nuestro presidente.

Pero por muy estragantes que me resulten, lo que me supera es su capacidad de generar mierda, con perdón, en la defensa a ultranza del líder izquierda que toque.

Tengo la sensación de que se acercan elecciones. Pero las nacionales no serán las primeras, serán las andaluzas. Estas elecciones serán la piedra de toque para los dos partidos mayoritarios, pero sobre todo para medir a Sánchez.

Él lo sabe, todos lo saben y es ahí, en el tiempo hasta esas elecciones, donde cabe esperar la política sucia de la izquierda progresista y cuando se produzca sabremos hasta que punto nos deberemos avergonzar los españoles de estos políticos populistas y la capacidad de los medios del Regimen de arrojar suciedad y vergüenza con tal de ganar.

Pues eso.

Un comentario sobre “Llegan tiempos de mugre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s