Argelia y dos tontos muy tontos

Definitivamente, se han cabreado y mucho. El paso dado por nuestro particular “mocito feliz” al mando, al ponerse al lado de Marruecos, nos va a costar una pasta en el peor momento posible.

Sánchez o no se entera, o no le informan, o simplemente está convencido de que nos engaña a todos con su pose. Y es que media hora después de que en sede parlamentaria asegurara ante todos los diputados que España mantenía excelentes relaciones con Argelia, van estos y ordenan a su banca congelar el comercio exterior con España desde el jueves día 9 de junio.

Argelia nos deja claro así que la suspensión del Tratado de amistad con España, tras dos décadas en vigor, no es solo un titular, sino que tiene consecuencias prácticas en el comercio entre ambos países.

Definitivamente, Sánchez es una especie de monigote decidido a sobrevivir al calor del sillón en la Moncloa, aunque el resto de España se hunda.

Pero si Sánchez, como digo, es un monigote presumido, lo de Albares es de traca. Tener un ministro de exteriores así es como tener al enemigo en casa. Fiel vástago de su señor, Albares es la mejor imitación de Monchito que se ha visto en un gobierno.

Ahora, como toda reacción al corte de mangas de Argelia no se le ocurre mejor cosa que asegurar que Argelia ha dado garantías “al máximo nivel” en temas de migración y gas. 

En concreto, ha dicho «El Gobierno argelino es muy conocido por ser un socio fiable, un suministrador fiable. Se han dado garantías al máximo nivel y nada indica que vaya a ser de otra manera». A ver otro que o no se entera o es tonto.

Debe resultar desesperante para quienes les toca negociar tratados con España el tener que reunirse con este “Moreno y su Monchito”. Y es que si les hacen a ellos el mismo truco que a los españoles (que lo harán seguro) nunca sabrán los implicados cuando lo que dicen es verdad o mentira.  

O peor, siempre sabrán que el ventrílocuo y su muñeco les están engañando.

 Y es que la decisión de Argelia de suspender de «inmediato» el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, firmado el 8 de octubre de 2002 tras una gestión política delicada y al límite, pone de manifiesto el incomprensible e «injustificable» cambio de posición sobre el Sáhara Occidental.

Según el gobierno de Argelia: «Las autoridades españolas han emprendido una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sáhara Occidental, una violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como poder administrador del territorio que pesan sobre el Reino de España», ahí queda eso.

Lo más miserable de todo esto es que, además, Sánchez ha tomado esta decisión de forma personal. No ha informado a la oposición como exige el ordenamiento político, ni siquiera ha informado a sus socios, esos que ahora se muestran tan disidentes y mucho me temo que ni su propio gobierno podría justificar, no lo hace, el porqué de esa decisión.

En plena campaña electoral de Andalucía, Sánchez ha preferido que se produzca este escándalo antes que justificarlo. Muy extraño. La causa oculta debe ser muy sucia o personal para que siga mudo sobre el tema. ¿Qué teme Sánchez para callar tanto? ¿Quién o que le amenaza? ¿Qué hay detrás de tanto riesgo?. No sé, pero bueno, no es. Suena a escándalo inconfesable.

El caso es que el resumen final, de momento, de este absurdo no puede ser más desastroso: Una genialidad diplomática: traicionas al Sáhara Occidental, claudicas ante Marruecos, te enemistas con Argelia y saboteas tus propios intereses. Resumen de gestión, una mierda.

Mientras, la ministra de mercadillo, hacienda, ha tranquilizado a todos diciendo que no existe “ningún riesgo” de que Argelia incumpla contratos de suministro y que se trabaja para restablecer las relaciones entre ambos países.

Mi duda sigue donde estaba, no sé si son tontos o simplemente no se enteran, pero en ambos casos son igualmente de peligrosos para este país. No saben, no quieren saber, son políticamente analfabetos y lo que es peor son el tapón de España para los próximos dos años. Terrible.

El PP tiene razón al avisar de «humillantes consecuencias» por el cambio de paso de Argelia y en pedir a Sánchez que aclare si la información que le robaron de su móvil «condicionó su errática actuación». Y es que mucho me temo que sea verdad.

Lo de Pegasus tiene que tener más consecuencias que el sainete que han montado los sanchistas y demás para restar valor al hecho de que se hayan intervenido las comunicaciones telefónicas del ínclito.

El resumen de la gestión de Sánchez no puede ser más corto ni más tremendo. Ha logrado que en la UE pinte menos que una mona, que Rusia haya tomado partido por el golpe independentista catalán, que Zelensky nos acuse de falta de ayudas, que Biden le desprecie, que el Moro de Rabat le chulee y que Argelia le mande a la mierda.

Eso si, en casa, todos bien, gracias

Pues eso

Para ir al baño y no echar gota (en plan fino)

Un comentario sobre “Argelia y dos tontos muy tontos

Responder a ramrock Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s