La ocupación es un invento de la derecha, según Podemos

Confieso que no puedo con el personaje, Me estraga Irene Montero, No es una cuestión de aversión personal, que también, es que me resulta imposible asumir que una iletrada política sea ministro de mi país.

Y es que la ministra del ramo de la igualdad cada vez que abre la boca es para lanzar un exabrupto o para emitir un ruido con apariencia de mantra político de esos que tanto gustan a la extrema izquierda comunista.

Ahora que el PSOE ha decidido, con claro interés electoralista, abrir el melón de la ocupación, corre por las redes sociales la declaración hecha por la Montero sobre que la ocupación es en realidad “un invento de la derecha”.

Y es que, qué malos son los canutazos a traición de la prensa que hacen que los políticos digan sin pensar lo que realmente piensan, y como en este caso, Montero escupiera empoderada su miserable visión del problema al más puro estilo Pasionaria.

Pero que se puede esperar de la marquesa de Galapagar cuando el que fuera su pareja, el señor marqués, va por el mundo diciendo estupideces del calibre de; “Con cinco tías como Isa Serra a caballo veríamos correr como gallinas a toda la Policía Municipal de Madrid. No les serviría de nada. Isa me traería las cabelleras de todos y Echenique y yo las quemaríamos en una hoguera con Arnaldo Otegui”. Impresionante tarado.

Es evidente que en el palacete de Galapagar ha debido de ser costumbre  jugar a quien dice el mayor exabrupto. Una especie de “strip poker” del alma en el que los jugadores van desnudando la conciencia a base de decir tonterías. Ganaba el más tonto y en una de esas a Pablo se le fue la mano y fue expulsado de la casa a perpetuidad y así se ve hoy.

Las declaraciones de la de Podemos llegan solo días después de saberse que el PSOE ha vuelto cambiado una vez más de opinión y, siguiendo los pasos del Partido Popular, ha propuesto una modificación legislativa para que los jueces puedan ejecutar los desalojos en un plazo máximo de 48 horas, desde que lo pide el propietario o se recibe el atestado policial. Hace un mes, los de Feijóo registraron en el Congreso una Proposición de Ley en la que pedían agilizar los plazos para desalojar a los okupas en 24 horas.

Cabe recordar que en octubre de 2020, el PSOE y sus socios de investidura rechazaron una proposición no de ley de Ciudadanos, respaldada por PP y Vox, que pedía al Ejecutivo social comunista agilizar los desalojos y endurecer las penas para los okupas.Pero Podemos se niega a aprobar semejante ley porque según ellos «La ocupación es un problema inventado».  

Fue el impresentable de Rafa Mayoral quien demandó al PSOE que recapacitara. También la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, defendió esta postura al asegurar que la ocupación no es un problema del país y que asumir planteamientos de la derecha conduce a que se produzcan resultados electorales como el de Italia.

Pero no, la ocupación no es un problema inventado, Cada año, unos 12.000 propietarios sufren la ocupación ilegal de sus viviendas.

El Ministerio del Interior, a pesar de mirar para otro lado, no le queda más remedio que reconocer que a lo largo del último lustro se ha producido un incremento de más del 50 por ciento de esta plaga de usurpaciones que, contrariamente a la leyenda extendida por el populismo de izquierdas, causan un grave daño entre los sectores de la población con menos recursos

Quizás Montero debería contarle eso de que la ocupación es un problema inventado a los del barrio de La Fortuna de Leganés, un barrio machacado por esta plaga, donde además el narcotráfico, la prostitución y el desprecio a las más elementales normas de convivencia provocan graves perjuicios a los vecinos.

Si vivirá Montero lejos de la realidad de la calle que estoy seguro que no tiene ni pajolera idea de cómo las redes de ocupación distorsionan un mercado inmobiliario, ya de por sí inalcanzable para muchas parejas jóvenes, a quienes se les hace imposible comenzar sus vidasLa realidad es que Pablo Iglesias custodia su casa con recursos públicos mientras pleitea contra los desahucios exprés, con una consecuencia terrible, la impunidad más absoluta sobre el aumento de las ocupaciones y las mafias.

La ocupación de viviendas por parte de mafias organizadas y apoyadas desde los partidos políticos radicales de izquierda es ya una plaga que a día de hoy no tiene fin, salvo que una ley corte de raíz el problema.

Se trata realmente de un movimiento de asalto permanente que tiene como objetivo atacar principios y valores constitucionales como el de la propiedad.

En este contexto, es imprescindible llevar a cabo una reforma legal plena para evitar que las mafias de la ocupación logren su propósito de dejar el derecho a la propiedad como un derecho inexistente y sometido a los caprichos de verdaderos delincuentes que hacen de la vulneración de la ley su método de convivencia.

Basado en esto es por lo que resulta no solo incomprensible, pero inadmisible, que personajes de tan dudoso cuño como los podemitas o los independentistas consideren este tremendo problema algo “inventado por la derecha” o que aseguran que si “compramos la agenda de la derecha, gana la derecha”.

Sin embargo ,querido lector, como dice el principio de Hanlon “No atribuyamos a la maldad, lo que puede ser explicado por la estupidez”.

Pues eso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s