Cainismo popular

Algún día entenderé ese afán suicida desmedido del PP por jugar permanentemente en terreno embarrado. Llega hasta tal punto esta forma de vivir la política que incluso cuando los sondeos le son favorables y  auguran un futuro de cierto éxito, este partido es capaz de desmontarse ante su electorado mostrando una extraña pulsión cainita inexplicable.

Es verdad que el Partido Popular ha tenido muchas menos guerras de poder en la cumbre que el PSOE, sobre todo debido a su carácter conservador y a la ausencia de primarias, pero las tiene y las ha tenido desde sus inicios.

Sin duda alguna conviene recordar aquel caso llamativo en el que Manuel Fraga y Jorge Verstrynge (sí, el de Podemos) se enzarzaron sorprendentemente en los albores de nuestra recién estrenada democracia. 

Fraga y Verstrynge eran los John y Paul de la entonces Alianza Popular hasta que se cruzó su Yoko, aquella famosa «operación Chirac». Era la idea de Verstrynge  proponer a Fraga como candidato a la alcaldía de Madrid para que sirviera como trampolín a La Moncloa. Pero Fraga interpretó aquello como un intento de apartarle de la presidencia de AP y lo fulminó como secretario general.

Aquel hecho fue prácticamente el primer dato cainita en el PP al que con el tiempo siguieron más.

Hoy ese afán autodestructivo del PP se refleja en el enfrentamiento, aparentemente “fuera de tiempo y contexto”, entre Isabel Díaz Ayuso y Génova.  Nadie se explica cómo, con los sondeos netamente a su favor, los populares entran una vez más en una pulsión cainita cuando Sánchez, por fortuna, ha entrado en el peor ciclo de su legislatura.

Quizás por el hecho de haber nacido de la fusión de múltiples ideologías, el Partido Popular lleva en sí un gen que le confiere una personalidad particular que complica su convivencia interna y que cualquier persona que se integra en ese partido con intención de hacer carrera política debería conocer. Bajo las siglas del partido conservador español surgen cíclicamente grandes rivalidades, grandes enemistades, y verdaderos odios, y quizás eso hoy frena y mucho su recuperación.

Ayuso es una gran candidata a presidenta del PP de Madrid y una magnífica presidenta de la Comunidad, pero le gusta jugar con los tiempos y sabe que este es su momento.

Miguel Ángel Rodríguez le susurra al oído constantemente su posición predominante y que llegar al Congreso del partido de Madrid en marzo de 2022, puede dar a Casado tiempo para equilibrar su poder en el partido madrileño mediante unas listas compartidas y no una única de miembros volcados y leales a Ayuso, lo que le daría un poder absoluto sobre el PP de la Comunidad, como en el pasado tuviera Aguirre.

Puede que esto a un lego en estos temas no le parezca importante e incluso le suene trivial, pero el partido se lidera, en gran parte, en base a la fidelidad de personas, pueblos y regiones y eso para las aspiraciones nacionales de cualquiera, empieza en su propia CCAA. En el caso de Madrid además supone un plus por contener la capitalidad y sobre todo por ser el gran altavoz de la política nacional.

Más allá de esta circunstancia, Ayuso reúne ciertas características que lógicamente dentro del PP no acaban de gustar y algunas con razón.

Para empezar está la presencia de Miguel Ángel Rodríguez (MAR) en el equipo de la presidenta. A nadie se le escapa que es el gran hacedor de la victoria de Ayuso, pero tampoco que es una influencia muy complicada para cualquier intención de mostrar moderación por parte de los conservadores.

El estilo frentista de MAR gusta al votante de Madrid, pero no así en otras partes de España y si Ayuso pretende aspirar a influir ideológicamente en el PP, quizás incluso a presidirlo, basada en la influencia de Rodríguez cometería la mayor de las equivocaciones. 

Por otro lado Ayuso proviene de la camada aznarista, liberales de pura cepa, y aunque eso en su fondo no es malo, tanta cercanía a las formas y modos de los expresidentes (Aznar y Aguirre) le hacen arrastrar un peso muerto para los tiempos que corren.

Aznar y Aguirre deberían entender que su tiempo pasó y que las entrevistas en los medios, bajo las condiciones en que ellos las producen, no afectan a los “chiquilicuatres” sino al partido en general, mala estrategia en su génesis y en su ejecución.

Otro aspecto que complica a Ayuso es que tras su victoria aplastante sobre la izquierda caduca de Madrid pareciera que tiende a “levitar”, algo que ya le pasó a Aznar tras su victoria en 2001, y eso la puede hacer perder el objetivo y la visión y acabar tomando cierto aspecto de caricatura de sí misma, tal y como le ocurriera a Aznar.

Finalmente está la proximidad de la Convención del PP nacional, a la que todos en el partido acuden con sus guardias pretorianas buscando posicionarse y salir en la foto. La gente normal apenas presta atención a este reality político de 48 horas, pero para el político popular es algo así como la pasarela Cibeles y a ella hay que llegar en olor a multitudes, sobre todo aquellos que buscan posicionarse.

En fin, la cuestión es que “por h o por b” el PP ha decidido entrar en una deriva cainita, esperemos que corta, que solo puede provocar dudas entre sus votantes sobre la madurez política de unos líderes al mando del partido que en su día fue ejemplo de cuatro C´s: Coherencia, Cohesión, Compromiso y Capacidad.

Al hilo de esto, recordar la reacción de Winston Churchill cuando una vez escuchó cómo un joven parlamentario, durante una sesión en el Parlamento británico, señalaba a la oposición en los bancos de enfrente y decía: «Esos son nuestros enemigos». Churchill se dio la vuelta y corrigió: «Nuestros adversarios están enfrente, nuestros enemigos atrás», refiriéndose a los miembros de su propio partido.

Pues eso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s